Exitosa etapa de establecimiento de ensayos de cubiertas vegetales

Equipo de profesionales de INIA Cauquenes y La Cruz, lideraron siembra de cubiertas vegetales y abonos verdes en un huerto comercial de nogales orgánicos con el propósito de validar prácticas agroecológicas con un propósito sustentable y amigable con el entorno.

Se establecieron semillas de tréboles subterráneos, mezcla Mediterránea, ballicas, arvejas, habas, chicoria forrajera, nabo forrajero, lupino Alboroto INIA, avenas forrajeras y triticale.

Tanto la siembra de abonos verdes (leguminosas, gramínea y brásicas), como de especies perennes y anuales de leguminosas forrajeras, proporcionan muchos beneficios al suelo ya que mejoran sus propiedades físicas, químicas y biológicas, y contribuyen en la fijación biológica de carbono y nitrógeno, incorporándose posteriormente al suelo.

Las especies usadas como cultivos de cobertura y la siembra de abonos verdes usadas en este ensayo emergen a partir de un largo trabajo de recolección, establecimiento, evaluación y propagación de especies que se ha realizado durante años en el Centro Experimental Cauquenes en la Región del Maule y en INIA Quilamapu, Región del Ñuble. Investigaciones que han sido lideradas por el equipo técnico del Dr. Carlos Ovalle, Viviana Barahona, entre otros profesionales.

Este grupo de especialistas ha mantenido la voluntad de transferir esta información técnica y replicar la experiencia en otras localidades.

Lo mismo ha ocurrido con la idea de experimentar con Alfalfa, cuya investigación está amparada en el proyecto internacional Crop Trust, con aportes extranjeros e intercambio de material con otros países y un seguimiento constante que se mantiene con Australia, Alemania, Mongolia interior y Kazakhstan.

Las evaluaciones en alfalfas han permitido que un grupo de trabajo del INIA, U. de Talca, SARDI y U. de Concepción participen en dos proyectos FONDECYT consecutivos, con un trabajo de investigación exitoso, sólido y en red, los que han sido transferidos y replicados tanto en la Región Metropolitana como en la Región de Valparaíso.

De esta manera, este establecimiento de ensayos segunda temporada constituyen una tremenda contribución a la producción frutícola orgánica con bajo impacto para producir alimentos seguros, confiables y saludables.

La actividad de siembra se enmarcó en el proyecto “Desarrollo de un protocolo para la producción de nueces orgánicas”, iniciativa que es encabezada por los ingenieros agrónomos PhD, Aart Osman y Carlos Ovalle.

El proyecto contempla la validación y estudio de prácticas de manejo del cultivo para una producción orgánica de nueces que en su conjunto lograrán aumentar la fertilidad del suelo, sanidad de los árboles, manejar las malezas, prevenir la presencia de plagas y enfermedades y aumentar la biodiversidad.

La iniciativa cuenta con el financiamiento de la Corfo a través de concurso de “Bienes públicos estratégicos para la competitividad 2017” con aportes sobre los 100 millones de pesos y el período de ejecución es entre septiembre del 2017 y agosto del 2020.

El equipo de trabajo lo integran los profesionales Cecilia Céspedes León, Soledad Espinoza Troncoso, Viviana Barahona Leiva, Fernando Rodríguez Alvarez, Ernesto Cisternas Arancibia, Matías Quiroz Pizarro y Giovanni Lobos Lobos.

Autor del comunicado/remitente: Ningun autor ha sido indicado por la fuente

Fuente del comunicado: INIA La Cruz, 26 de Julio 2019

Sitio de la fuente: INIA La Cruz

Publicado por el sitio Agrolinker, el 8 agosto 2019

Feed RSS

Se han desactivado los comentarios a este artículo.


Algunos articulos y comunicados relacionados al mismo asunto:
  1. Compost de mostaza negra: Una oportunidad para avanzar hacia una agricultura más sostenible

  2. Exitosa etapa de establecimiento de ensayos de cubiertas vegetales


Enlace a la lista de Feeds RSS